Residencia
No todos tenemos las mismas necesidades. Por ello, es prioritario para nosotros darle un trato personalizado. Para conseguirlo, utilizamos como instrumento un Plan de Actuación Individualizada (PAI) diseñado específicamente para cada uno. Sus familiares podrán consultar en todo momento estos planes asistenciales individualizados.
A lo largo de su estancia en la Residencia, nuestros profesionales están en seguimiento constante de su estado físico y anímico, siempre prestándole la atención que requiera en cada momento y según sus necesidades específicas. Para ello el centro cuenta con:
27 plazas, distribuidas en habitaciones individuales y dobles. Todas ellas con cuarto de baño incluido.
Hay un gimnasio en la primera planta con instrumentos adaptados para las personas mayores.
Disponemos de lavandería propia.
Cocina propia.
En la Residencia Virgen de la Vega sabemos que la alimentación es un punto muy importante en la salud de las personas mayores, por ello, cocinamos en nuestra propia cocina.
La alimentación diaria de la Residencia consta de menús y dietas variadas y equilibradas, controladas por nuestro equipo médico, adecuadas a las necesidades y gustos de cada uno.